Colaboradores:Coima Julgo
Dino Poggi Querol


lunes, noviembre 21, 2005

Este tampoco irá al mundial

Cuando escucho el gentilicio trinitario, inmediatamente se me viene a la cabeza Dwight Yorke, el delantero que destacaba en la Premier League de Inglaterra. Hace poco, lo vimos celebrando la clasificación histórica de su país, Trinidad y Tobago por primera vez a una final de la Copa del Mundo. Al ver la alegría de ese pueblo, recordé con ironía el paso, corto, pero paso en fin, del único jugador trinitario por nuestro fútbol.

Se trata de Irasto Knights, espigado delantero que en el Torneo Clausura del 2002, rompió un record que quizás nunca nadie igualará: es el primer y único jugador de una isla del Caribe en haber jugado en el julgo. Quizás en la sala de su casa, y con mucho orgullo, tenga colgada de la pared alguna foto (si es que consiguió alguna) de los escasos 3 partidos que alternó en el Alianza Atlético de Sullana.

Con 26 años y más de un metro ochenta de altura, todo hacía suponer que vendría a aportar al equipo del norte. Que estaría adaptado al fuerte calor piurano. Que anotaría goles y experiencia (¿cuantos julgolistas podrían decir con orgullo que acompañaron a Yorke en el ataque de algún equipo alguna vez?). Pero nada de eso ocurrió. Knights pasó desapercibido, no anotó ni un gol, no jugó un solo encuentro completo y ni siquiera enfrentó a algún club importante del medio. Tras disputar tres partidos, decidió irse del país, y manifestó que no se adaptó a las duras condiciones de Sullana (plop!!!!). Ahí me sacó de cuadro, creía que en el Caribe el calor era mucho más fuerte, pero la vida te da sorpresas?.

Sus antecedentes no eran taaaaaaaaaan malos: fue internacional por Trinidad y Tobago en 1998 y 1999 (ahí fue donde acompañó a Yorke), y no procedía de la liga de su isla, sino de un extenso paso por la American League de USA, donde actuó por los poderosos Raleigh Capital Express, Long Island Rough Riders, Connecticut Wolves y el Toronto Lynx de Canadá (equipo por el que han pasado algunos julgolistas de medio pelo). En su patria empezó en el Courts Caledonia, para luego vestir las sedas del Joe Public.

Desde luego, si es parte de la delegación de Trinidad para el mundial de Alemania, prometo hacer lo mismo que ofrecí con el angoleño Da Silva. Es más, acepto apuestas, y pago 100 a 1.


mueraeljulgo blogged at 1:23 p. m.



martes, noviembre 01, 2005

La versión peruana de Navarro Montoya

Hace unos años el arquero colombo-argentino Carlos Fernando Navarro Montoya hizo noticia por haber integrado diferentes clubes que en tres temporadas consecutivas perdieron la categoría en la Liga Española. No estoy seguro si se trata de un record, pero cómo mínimo es un dato por demás curioso.

Acá en el Perú tuvimos un arquero al que podríamos considerar como un predecesor de Navarro Montoya, pues a mediados de la década pasada hizo lo mismo, sólo que en nuestro menos que mediocre torneo de fútbol. El susodicho guardavallas se llama Pastor Reascos (quizás Reasco, o Riascos, la verdad lo vi escrito de las tres formas pero nunca pude saber cuál era la correcta. Bah!!! Como si ese dato fuera relevante!! A quien le interesa después de todo???).

Reascos fue uno de los precursores de la nueva ola de jugadores colombianos en el Perú. Tras su llegada vinieron en avalancha durante los años noventa, y a fines de esa década, tuvimos a tal cantidad de futbolistas del vecino país norteño, que hasta la Segunda División se llenó de ellos. Desde luego, muchos eran desconocidos, que vinieron a probar suerte siguiendo el conocido lema: ?nadie es profeta en su propia tierra?. Bueno, en este caso tampoco lo fueron en tierra ajena.

Este cancerbero nació en Buenaventura y apareció en nuestro país a los 27 años, defendiendo el arco (si a eso podemos denominarlo defender) del UTC en la temporada 1993. Fue su primer descenso. Al año siguiente reforzó (claro está, si eso es reforzar) al Defensor Lima, en la peor y última campaña del equipo granate en la profesional. Un año después cayó en León de Huanuco y el resultado fue el mismo: perdió la categoría. Por qué será que este individuo sólo atajaba por equipos quebrados y dejados a la deriva por los ¿dirigentes?.

Pero en 1996 ocurrió el milagro: Reascos jugó por Unión Minas y no descendió. Todo un logro para el esforzado golero, al que habría que darle un premio a la persistencia. Reascos estuvo en un equipo que no bajó, quedó a mitad de tabla, aunque a 4 puntos de la zona de peligro. Con el objetivo cumplido tras cuatro duros y largos años, y ante la amenaza de perder su propio record con un nuevo descenso en 1997, Reascos buscó nuevos rumbos en América del Sur.

Así, lo encontramos jugando por el prestigiosísimo Centro Juvenil Deportivo de Esmeraldas, en una categoría de ascenso ecuatoriano, para luego recalar en el fútbol boliviano, donde no quiso ser menos y perdió la categoría con el Chaco Petrolero de La Paz en 1998. No se donde estuvo en 1999, pero en el 2000 por esas extrañas vueltas del destino apareció en uno de los grandes del país del altiplano, el The Strongest, donde compartío el difícil puesto con el internacional Marco Barrero y el experimentado Marco Salamanca. Después de eso no se conoció más de su paradero.

Al indagar por él a algunos conocidos colombianos como los encargados de la página Bestiario del Balón, la respuesta siempre fue la misma: ?quién es??. La única información que se tiene de su experiencia previa en Colombia es que estuvo en los clubes Deportes Quindío y Deportivo Pereira, pero vaya a saber uno si es verdad. Total, engañar en nuestro julbo, no es difícil.


mueraeljulgo blogged at 11:48 a. m.


Get awesome blog templates like this one from BlogSkins.com